¿Qué hago cuándo me aburro? / O qué hago cuando anticipo que me puedo llegar a aburrir.


Dios mío! Si estoy conmigo mismo mucho rato sin hacer nada..me aburro! Y entonces a veces me siento culpable, vago, distante, triste..

Creo que era Eduard Punset, ese cienciólogo que lo mismo te hace de ministro del Estado que te presenta un programa de neuronas y drogas o de monos y parecidos con los humanos, quien en uno de sus libros dice que lo contrario de la felicidad no es la tristeza, sino el aburrimiento… voilá! qué razón tiene este hombre.

Entonces, o me hago una agenda y me peto el tiempo de cosas, o puede que me aburra..y cuidado con lo que me ponga a hacer aburrido, porque hay cosas que hacen mas mal que bien..y no sólamente a mí, si no al medio que me rodea, a lo que me envuelve en la vida, que no solamente me envuelve a mí, sino a todo lo demás, porque estamos conectados como en una tela de araña, conectados no por wifi (que también), sino por nuestros corazones, por nuestros sentires, porque como dice el budismo: «Lo que los seres humanos tenemos en común es el sufrimiento». Ea, si, el sufrimiento lo tenemos en común, y desde ahí es que a veces nos relacionamos, y a mí me gusta relacionarme desde la honestidad, y si quiero hacer algo porque estoy aburrido, pues puedo decirle a alguien: «oye, estoy mas aburrido que una lechuza.. hacemos algo» y entonces quizás si estoy aburrido no tengo que ponerme a entretenerme a mi bola, a buscar gilipolleces en internet, a aparentar que no estoy aburrido, que soy alguien activo, alguien guay, míralo..No para quieto! y ahí construyo mi identidad en lo que hago, no en lo que soy, pues no..es que lo que hago también es lo que soy.. entonces es una tarea alto compleja, en la que voy clasificando a la gente por lo que es cuando estoy con esas personas, por lo que me dicen otras personas que la persona en cuestión es, por lo que hacen y no hacen.. Ay, no se..parece ser que he ido escribiendo y me he ido des-aburriendo, quizás me dure ésto cinco minutos más, qué logro!

Escribo mi intimidad, no toda, no mis secretos, para ir practicando e ir soltando lastre de mi mente, vómito de pensamientos, sudar sentires, exhalar pesadumbres…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *