pechblenda is one of your big fanatic followers LesLie García

We are super happy to receive such good news : Leslie Garcia is  joining the Bauhaus University, Weimar as artistic researcher at the Department of Design of Media Environments under Prof. Ursula Damm. To be part of the project:

PhyChip – Growing Computers from Slime Mould.

She’ll be working on sonifiying data from the Slime Mould and developing some OpenSource software and hardware for the task. Thanks to Theresa Schubert and Ursula Damm for this great opportunity

thanks Leslie for all your inspiration an energy, we can’t wait to build something together ! ! ! !

here more links:

Physarum growing on nutrient-rich substratePhysarum VoronoiPhysarum on MEA

 

 

Interview with Cecilia Jonsson, the artist who extracts iron from invasive weeds

Cecilia Jonsson, The Iron Ring

0Iron-Ring-4-Photo-Carina-Hesper.jpg
Cecilia Jonsson, The Iron Ring. Photo: Carina-Hesper

In the South of Spain runs a river so red and soalien-looking that the Spain tourism board is marketing it as Mars on Earth. NASA scientists even came to the area to investigate the ecosystem for its similarities to the planet Mars.

Due (mostly) to the intense mining for copper, silver, gold, and other mineral in the area, the Rio Tinto is highly acidic, its water has a low oxygen content and it is made dense by the metals it carries in suspension. Its deep reddish hue is caused by the iron dissolved in the water.

Cecilia Jonsson visited the region to collect some of the wild grass that grows on the borders of the Rio Tinto. The name of that grass is Imperata cylindrica. It is a highly invasive weed and its other particularity is that it is an iron hyperaccumulater, which means that the plant literally drinks up the metal in the soil and stores high levels of it in its leaves, stems and roots.

The artist harvested 24kg of Imperata cylindrica and worked with smiths, scientists, technicians and farmers in order to extract the iron ore from the plants and use it to make an iron ring. The innovative experiment brought together the biological, the industrial, the technological and even craft to create a piece of jewellery that weights 2 grams. The project also suggests a way to reverse the contamination process while at the same time mining iron ore from the damaged environment.

continue reading

http://we-make-money-not-art.com/archives/2015/04/cecilia-jonsson.php#.VS9_OuSli1G

Five-O – código de acción directa!

Estas chicas tan alegres y jovenzuelas se llaman Ima, Asha, Caleb  Christian, y con 16, 15, 14 y 10 años respectivamente, programaron el 2014 una aplicación móvil para grabar y archivar datos de cada encuentro con la policia. En sus palabras:

Hemos estado oyendo las instancias negativas en las noticias, por ejemplo, el más reciente de Michael Brown, y siempre hablamos de estos temas con nuestros padres”

“Ellos siempre tratan de reforzar que debemos centrarnos en las soluciones. Es importante hablar de los problemas, pero luego hemos de centrarnos en la búsqueda de soluciones. Eso nos hizo pensar ¿por qué no creamos una aplicación para ayudar a resolver este problema“. DIVINAS

 Esos informes de incidentes pueden ser compartidos y utilizados por la comunidad para evaluar los oficiales individuales y los departamentos de policía en su conjunto. Además del sistema de calificación de la policía, la aplicación incluye una sección de “conozca sus derechos”, con información de la American Civil Liberties Union.

Que gustazo de hackerillas, alegres, resolutivas y cañeras. TOMA!

“We are teen co-founders of this mobile application development company in Georgia. We love creating apps and we’ve got 3 awesome apps on the way!! Follow us! Spread the word!  Below, read about our early start in Technology.”

 

invoking satan and all lucifer- ines ! !

Luciferina y luciferasa: ¿nombres demoníacos?

extracto de : medicalblogs/luciferina-y-luciferasa-nombres-demoniacos

Entre los muchos experimentos asombrosos que ha traído consigo la revolución de la ingeniería genética, destacan, por su espectacularidad, las imágenes in vivo de ratones u otros animales de experimentación con poblaciones celulares luminiscentes. Estas células, transfectadas con el gen de la luciferasa, emiten luz de diversos colores que permite estudiar el proceso de la oncogénesis y la respuesta tumoral a los antineoplásicos mediante técnicas de imagen sencillas e incruentas, o revelar la presencia de restos de sangre en el escenario de un crimen, entre otras muchas aplicaciones.

¿Luciferasa?, ¿por qué este homenaje al diablo en la terminología científica?, se preguntarán con cierta aprensión los más supersticiosos. Luciferasa, sí, desde hace más de un siglo.

Las primeras investigaciones sobre los fundamentos químicos de la bioluminiscencia se atribuyen al farmacólogo francés Raphaël Dubois. Entre 1885 y 1892, y trabajando con dos especies animales bioluminiscentes (las luciérnagas tropicales del género Pyrophorus y el molusco bivalvo Pholas dactylus), refutó la teoría del fósforo, vigente hasta entonces, y demostró que el fenómeno de la emisión biológica de luz no era más que un proceso de oxidación enzimática en el que intervenían dos sustancias: una de ellas, termorresistente, se consumía en presencia de la otra, que actuaba como catalizador termolábil. Y el propio Dubois llamó luciferina a la primera de ellas, y luciferasa a la segunda.

¿En homenaje al demonio? No, en absoluto. Quienes establecen esta conexión apresurada ignoran seguramente que Lucifer (del latín lux, lucis ‘luz’ y fero ‘yo llevo’) fue entre los romanos el equivalente del griego Fósforo (Φωσφόρος, «portador de la luz»), personificación del lucero del alba en la mitología griega. E ignoran, sobre todo, que, en la tradición cristiana, el príncipe de los demonios fue inicialmente un ángel; y no un ángel cualquiera, sino uno de los más hermosos del reino de los cielos, a quien llamaban Lucifer, el brillante, el reluciente, el portador de la luz. Cuentan que, por soberbia, Lucifer se rebeló contra Dios al frente de todo un ejército de ángeles rebeldes, finalmente derrotados y expulsados del cielo por las tropas de ángeles fieles capitaneadas por el arcángel san Miguel. Y solo entonces, ya arrojado y reducido a los infiernos, adoptó el nombre de Satanás (del hebreo satán ‘adversario’).

Lucifer, pues, «portador de luz», es, sí, un nombre que cuadra a la perfección tanto al ángel caído como a las dos moléculas esenciales —luciferina y luciferasa— en el sistema bioquímico de la bioluminiscencia.

heheheheh preparando el conjuro !!

brehm-17-021-3

http://medicablogs.diariomedico.com/laboratorio/2013/07/02/luciferina-y-luciferasa-nombres-demoniacos/

qué es y como se genera la biomuniscencia :

http://www.imagesco.com/articles/biofeedback/bioluminescence.html

biofeedback/inductance coils

robodonien a la vuelta de la eskina ! ! ! !!

esta es una pekeeeeeeña muestra del proceso de preparación de algunos de los dispositivos intgetactuantes de la próxima performance …

más adelante cuando el sistema  ( en process ) tenga añadida alguna de las implementaciones mecániko-robotikas que se me amontonan en pechblenda

subiré el update

por el momento este video :

.`.`..`..`.`..`.`.

 

 

 

 

[RoBoDoNieNnN 2014]

Años, devociones y saliva a borbotones empleados y esparcidos por doquier en maravillosxs inventorxs y creadorxs de enormes bichos y máquinas bio-mechatronicas hechas de chatarra y que se regocijan por el lodo, como [Lrry1] ; horas siguiendoles la pista remotamente a colectivos como Mutoid Waste Company; hasta descubrir DogHead.tv   y volverme literalmente loca, loca, loca!!

Pasando por JoannaPeacock , costurera, pirómana y loca loca loca perdía!!

Enredandome con la telaraña de MONDOSPIDER

Y volviendome artisticamente exxxtrema con ExtremeArts

Hasta ya explotar con Jim Whiting y Bimbo Town  —> A los cuales les dedicamos un Post en Mutanger.

images

…… i la lista no tiene fin……….

Y recuerdo preguntarme a mi mismx en aquel entonces si algún día lograría mi tan querido objetivo [[construccion y desarrollo de bichos y protesis biomechatronicas; cyborgs desgenitalizadxs, desgeneradxs, y transformistas, cuyas capacidades son extendibles y/o modificables. Deseando siempre ir más allá que estos colectivos, que me xiflan pero se quedan muuuy en la base de la historia, demasie(l) arraigados a su mentalidad hetero-papaito-militarizada-normativa; siempre me aborrecieron entorno a eso, bueh…]]  o si al menos lograría trabajar con ellxs alguna vez en la vida, con tal de xupar y xupar información, practica y experiencia, para moldear mi plan a gusto y disgusto de una misma; me importaba un carajo que resultaran ser unos imbeciles, xuparía igual.

Pues fijate tu como todo ESTALLA cuando nuestra gran querida monstruita berlinesa Yan, invita a Pechblenda a Köln, al festival Robodonien, que no me lo kreo que es justo allí donde queríamos ir a parar!

y si, Pechblenda se cristaliza radioactiva y bioluminiscente direccion norte europa con estas brutas cabeza cuadrada,

A VOLVERLAS TODAS LOCAS!

NENASSS QUE ME COGE ARRRRGO……-…..   -…..

Pechblenda: Navegando en el fluir del universo

Como sería “ser” en lo cotidiano si pasáramos de la teoría a la práctica y dejáramos de ver el universo particularizado y lo viéramos como continuo, un universal flujo de energía y masa, un ser materia en constante transformación. ¿Cómo sería poder navegar del misterio de nuestros flujos corporales nacientes de los territorios oscuros en los que la vida se gesta a lo profundo del cosmos en donde la vida nace una y otra vez?

Algo de nave que sabe internarse en ese universo flujo tiene Pechblenda “un espacio TransHackFeminista no patriarcal en donde el aprendizaje surge de la experimentación cruda (reparación electrónica y de electrodomésticos, experimentación con turbinas, bio-electro-química), de la auto-formación de donde emergen conocimientos libres.”

El laboratorio/territorio apropiado y desapropiado, en donde las cucharas pueden ser memorias de computadoras, está lleno de circuitos eléctricos, cables, focos led, combinados con imágenes de volcanes en explosión. Allí nacen todo tipo de creaciones: lo mismo se encuentra el juego de la música y el noise, que la planificación de un circuito para monitorear el agua del río y hacer investigación.

La ventana de esta nave da a los reductos de un bosque y en las noches de buen tiempo permite ingresar a la brisa que termina por penetrar en los sueños. Pechblenda está dentro de Calafou, la colonia ecoindustrial postcapitalista, un lugar en el que las ruinas de una zona industrial han sido recuperadas con la intensión de experimentar la transformación a otras formas de vida.

En Pechblenda no hay sólo una teoría del transfeminismo sino una práctica de la no negación de los sentimientos o del cuerpo humano en todas sus posibilidades, aquí la vida y la muerte existen tanto como el humano ciborg sobreviviendo en lo que se ha dejado del bosque.

Pechblenda emerge en la realidad como un espacio en el que se ha logrado transitar del hazlo tú misma al hacerlo con otras sin dejar lo lúdico del ser autodidacta pero sabiendo que nada hay si no hay en comunidad.

Hace poco más de un siglo, después de procesar 8 toneladas de pechblenda, Marie Sklodowska obtuvo 1g de cloruro de radio puro, con ello vino el descubrimiento de elementos radioactivos. En este espacio alejado de la búsqueda de la perfección, el objetivo no es obtener “productos” y no importa cuánto trabajo se deba procesar.

Intensas y contagiosas como la radioactividad las miradas de Pechblenda se internaron en mi corazón, a veces sangrantes como en su performances, y me enseñaron qué quiero ser cuando vuelva a tener 25.

 

*Entre el 4 y el 11 de agosto se está convocando al encuentro transhackfeminista para poner en marcha un servidor antipatriarcal autónomo & un biolab ginecológico colaborativo (DIT) Do it togheter.

————

Artículo de @Anamhoo.

Con ganas de ir a conocer vuestros lugares allá, y trabajar juntxs. Despegar con la nave e inocularnos en vuestro ritmo y acción.

Gracias por tan increible articulo.

Atomic History

Atomic History

explores the acceptance of the atom, atomic energy and weapons through government publications and other materials published before and during the Cold War. I was drawn to atomic history while working in government publications as a former academic librarian and as a member of Sierra Club’s “old” Nuclear Waste Task Force.