8 de marzo de 2015, por el recuerdo de las caidas en la lucha emancipatoria.

Les deseo un gran día de lucha, que nos sirva de emancipación y progreso.

Tal día como hoy, hace mas de cien años y cerca de 120 mujeres del sector textil fueron calcinadas o suicidadas al huir del fuego en una fabrica de Estados Unidos. Donde el patrón había encadenado las puertas. 

Unas dicen que para evitar robos, otras que se estaban sumando a una huelga que no admitía el patrón.

Fuere como fuese, esas mujeres fueron víctimas de la opresión.

Hoy no las victimizaremos, no nos victimizaremos tampoco, ni hoy ni nunca.

La lucha es nuestra, las calles son nuestras como los cuerpos también lo son.

Conmemoremos sorirariamente a nuestras compañeras caidas en este andar desde los principios de la prehistoria hasta la actualidad.

Fuerza, animo y lucha.

La libertad y la revolución será feminista, o no será.

Que el dolor de este 8 de marzo no merme nuestras fuerzas ni aflija nuestros animos.

Salud y revolución social anarcotransfeminista