Epílogo del libro 10 cuentos cortos contra la autoridad.

A invitación de los compañeros de El Aguijón y Creación Libertaria escribí este epílogo para este libro que lanzarán en la próxima feria del libro anarquista de Medelllín el 9 de mayo.

Epílogo.

 La literatura libertaria no solo es una fuente de inspiración sino también una forma de expresión para las que anhelamos un mundo donde la solidaridad y no la autoridad sea la norma. De hecho, ningún cambio social será posible si no se construye desde la cultura: tal vez las insurrecciones sucedan y momentos de efervescencia popular pasen, pero la transformación de la sociedad solo se logrará mediante un cambio de la forma en como las sociedades se comportan, y buena parte de ello depende en las transformaciones culturales que se hagan para ello. Algunas podrán preferir la teoría, otras la historia, pero si hay algo claro es que la literatura es la forma preferida de lejos por buena parte de las personas, y promover la literatura libertaria es uno de los aciertos más importantes en este momento en que necesitamos con tanta urgencia un cambio cultural, una nueva forma de relacionarnos. Continue reading “Epílogo del libro 10 cuentos cortos contra la autoridad.”

Antología de Poesia Anarquista (prólogo).

 Prologo de la antología de poesía anarquista en dos tomos. Lanzamiento en junio 2 del 2013 en la Feria del Libro Anarquista en Medellín. Lanzamiento el 19 de junio del 2013 en A seis Manos en Bogotá.
 Insumisos, insurrectas, subversivos, rebeldes, insurgentes, conspiradoras, revolucionarios, agitadoras, libertarios, anarquistas… los ha habido en todas las culturas y desde tiempos inmemoriales, incluso, en aquellos lugares donde el terror ha campeado poderoso y altivo, instaurando el prejuicio como su mejor arma para sostener los anhelados “equilibrios”. De esos particulares personajes, nos han contado las mitologías, los relatos épicos, los tratados históricos, los textos religiosos, y no precisamente para exaltarlos o recordarlos con respeto y dignidad; por el contrario, para iniciar con ellas la reseña de los proscritos y enjuiciar sus actos como entorpecedores de los imaginados “paraísos perdidos”.

Rarezas

Levantar la cabeza y no observar ojos vigilantes

ver personas que caminan sin prisa
pero también sin juicio,
ese maligno signo de la autoridad de creer que todo se le debe prohibir al otro.
Sentirse acompañado mientras eliges que camino recorrer,
pero sin que te maldigan por haberlo al final tomado
desnudarse un día en la calle y simplemente sentir el sol en la espalda
en las nalgas
en los testículos, en la vulva.
Poder estar disfrutando de tu nudismo sin que alguien se altere por creerlo inmoral.

Globo infantil.

La revolución social no es una Utopía, aunque tampoco una soleada próxima.
No siento el viento cálido que avisa el alejamiento de las nubes negras.
Estoy convencido de que no es una Utopía por que ha sido claro en la historia
que ninguna tiranía dura 1000 años
aunque algunas 900 si.

Se que es imposible la estabilidad eterna
y aún más improbable la perfección de una maquina construida sobre la ilusión de la existencia.
Al capitalismo si no lo destruye la gente
lo destruirá su mismo falso piso
basado ahora en la ilusión
del dinero inexistente.

Tampoco creo que cuando caiga
solo por eso necesariamente venga otro sistema mejor.
Pero por lo menos
mientras lo conocemos
tendremos el tiempo para soñar como destruir a ese nuevo monstruo.

Precisamente por eso creo
que nunca estaremos cómodos con ideas y estructuras que duren intactas mucho tiempo.
Nuestros cerebros son dinámicos
los momentos de ocio los aprovechamos para dejar crecer el tedio.
Ahora, tampoco creo que por si solo se acabe
ni mucho menos que los reyes entreguen las llaves de sus castillos.
Siempre seremos necesarios los guerreros zapadores de minas
así nuestra pólvora sea sencillamente nuestras molestas ideas.

Del futuro, anhelo
contemplo preveiendo
la caida segura
la ilusión terca
el brazo nunca torcido
y la musculatura siempre cansada.

Pero prefiero miles de veces ese cansansio que el dormir
puede que en algún momento tome una siesta
pero nunca dejare de tener prendido el despertador.

Y no
soy incapaz de esperarlo sentado todo el tiempo
de noche en cuando mis palabras calientan mi cuerpo
de cuando en vez mis amigos me riegan con su adrenalina
y camino con ellos
aunque todos sabemos que el camino es duro
y que es posible que muchos nos dejemos mientras caminamos.
Otros lo dejarán quietos
otros preferirán dejarlo antes de ser pizados por las sombras negras de la tortura y el silencio.

No acepto el miedo como destino
siempre lloraré lo justo pero olvidaré pronto el riesgo.
Cuando veo a mi alrededor en días como estos
en que la esperanza explota como globo plástico en fiesta infantil
veo desasociego, incertidumbre y soledad.
De todos estos años de juego, lo mejor que he aprendido es a aguantar.
Siempre llega un día nuevo y el sol nunca deja de aparecer.
Aunque no logre todos los sueños
ellos nunca dejan de crecer
y como este mundo a ellos los prohibe
no tengo más que a ese mundo
hacerle cambiar de parecer.

Aveces me harto de tener tiempo, pero quiero tener tiempo para hartarme.

De noche es mas evidente
trato de hacer lo que debo
intento rescatar lo que no alcanzo
pienso
leo
escribo impulsivamente
me escapo al sueño
hasta que él logra atraparme
y peleo
por que hace falta tiempo
pero el ya lo tiene ganado.

Le apuesto en la mañana
pero ahora es diferente
en cuanto quiera puedo hacerlo
pero lo intento
juro que lo he hecho mil veces
pero esta vez la pelea no es contra el tiempo
son las mantas las que no dejan levantarme.

Y les gano, tarde pero siempre venzo
menos en los días de lluvia
esos días
el cuerpo no escucha nada
te deja hacer cosas en cama
pero no te habrás de levantar.
Los peores son los días de deber
en que no se escucha al cuerpo
diría que son la mayoría
caigan gotas
haga viento.

Y el dia empieza con un “tengo”
la media mañana llega con un “debo”
el medio día se enfrenta con un “come”
pero ya la tarde vuelve el “tiempo”!.
Y yo ahi
hartándome de sus impuestos.
Prefiero el quiero, pienso, espero
quiero deseo
pienso imagino
espero futuro
y yo ahi
tengo, debo, come!
No hay momento de silencio

La tarde trae final de trabajo
la noche adelanta preocupaciones
el camino de la fabrica
la llegada al barrio
el camino de la oficina
la llegada al apartamento.
No descansas en el bus
siempre hay algo sonando
sea dentro o fuera de la cabeza.
Tengo, debo, come! Y el quiero?
Tengo, debo, come! Y si pienso?
Tengo…. llega la noche
Come… se acaba de nuevo el dia…
debo… descansar.

La mañana inicia cuando quieras
no hace falta reloj
cansado de tocar puertas
agotado de caminar buscando
el empleo es una ilusión
suerte, contactos, dinero
cada cual consiguio por algun camino
pero ese no fue mi puesto.

Como cuando quiera
hasta la saciedad
casi con ansiedad
casi con desespero.
Y pienso…
que leo?
Que escribo?
Que escucho?
Hago cuando quiero
o cuanto el desempleo puede

no hay horas en el dia,
si acaso se percibe por el sol
la luna aveces ni se nota
menos si estas en lugares cerrados…
cuando no?
Al final el tiempo eterno
también es un lugar cerrado
una celda del pensar
meditar y moral
logran su cometido al sentirte culparte
eres una mierda que no produce
eso es lo que te toca
por tu cabeza
por tu moral.

Quiero tener, comer, deber
Pienso, tengo,como.
Esperanza
Como y debo esperar.
Al final mi cabeza me la daño el trabajo
y la grandiosa idea de sobrevivir con salario
si lo tengo soy esclavo del tiempo
si no, también.
Esa es mi paradoja.
Aveces me harto de tener tiempo
pero quiero tener tiempo para hartarme.

Silencio Inventado

Aun estoy allí
ausente en tu silencio
como si culpándote lo acabase
o acusando lo olvidara.

Y la soledad escogida,
intuida tras amables rechazos,
esconde fronteras desconocidas
tierras gélidas que queman
bosque ardientes que congelan
misterios inéditos
absurdos presupuestos.

Esa es mi nueva guarida
la de tu ausencia
mi cobardía reservada
que no se atreve a retar la razón
se acopla a la espantosa cotidianidad.

Y mis manos siguen vacías
y mi pecho con nudos
el vientre que me falta aun es imaginado
la vagina que me sobra aun esta sedienta.
Soy un animal que ama desatado.

Cuando acaba la ilusión?
Cuando la inocente espera?
Somos vegetales animados
Muestra perfecta de la quietud andante.
Y cuanto falta para dejar de vegetar.

Soy un heredero huerfano
de soñar con una contraparte
constante callada y discutida
paciente e intensa.
Cercana, pero realmente distante.

Un hijo bastardo del placer
una ilusion perdida en la nada
del ayer
del mañana.
Vuelvo tras lo andado
mio suyo y de aquel
y mantengo la esperanza
de querer, querer querer.

Deseo cuanto sueño
sueño cuanto aparece
y aparezco
camino y aparezco
me voy creando de la nada
formando mi propio desierto.
Y en ese lugar de la nada que me he inventado
donde te canto, te confieso, te declamo
advierto que el tiempo afirma
entiendo que la calma aflora
miro tus ojos con descanso
pierdo las horas con tu rostro
dejo el presente escuchando-te-me.

Mi silencio te incluye por que en él te pienso
tu atención persigo aunque no digas nada
antes cansado que rendido
no hay prisa para decir la última palabra.
Te espero perdiendote
anhelo construir, dudar, sentir.
Y tu ahi, dueña de mi nada
sin saberlo
sin quererlo
cuanto piensas en las noches?
cuanta falta se que te hago en las madrugadas!

A la mujer que creo anhelar
la distante belleza admirada
la imagen deseada de compañía
obseción rechazada
sorpresa defendida.
Por ahora duermo y dejo de pensar
mañana sera otro dia
otra cosa habré de afirmar.

La vida desde la torta de su abuela.

A una porción de galletas
crujientes como los sueños
vas a aplicarle mantequilla
suelta para que los haga volar.
Cuidado con el fuego
por que el calor intenso agota
y el frío duerme.

Una vez ya la tienes, aprovecha el dedo
siempre sabe mejor cuando lo pruebas primero
como cuando pruebas sin saber
que hay primaveras o inviernos
al final el solo probarlo vale la pena,
y una vez el dedo se ha limpiado
es hora de empezar con la torta….
bueno, bueno una última probada no hace daño.

A unos huevos de gallina
la cascara le sobra
la yema le salta
y la clara le rebota.
A la cascara la botas
y la yema la calmas con la clara
cuan alarmadas.

Lo que no te sirva no dejes que te estorbe
seguro alguien mas lo tome
a las angustias que te saltan
y los sueños que rebotan
hazlos uno solo
las angustias las calmas
y a los sueños los levantas.

Poco a poco agregale yogurt
deja que se encuentre solo con el batido
a quien le cuesta unirse al ritmo
es mejor darle su tiempo
mientras se integra
tardan en ser uno en color
al final el tono mas bello
es el que llega sin buscarlo

Una pizca de sal, una mas de azúcar
siempre que exageres con uno
las cosas no funcionan
una pizca de alegria
una mas de tristeza
que no tiene sentido la vida
si a las dos no se recuerda.

Un poco de queso
que es la excusa para oler
vas sintiendo que se funde intenso
pero su sabor entra suavemente
es un beso a la receta
que se aproxima con cuidado
se planta de lado
sin dejarse ver.
Allí estuvo así no lo puedas notar.

Antes de que se olvide
el ingrediente secreto es
pon a la abuela
nunca de revés
a batir con su paciencia
mientras aprendes al ver.

Pronto pronto
y sin dejar quemar
una perfecta torta
para la cena agradar
y todos los que quieran
Se la han de tragar.
Larga vida a la cocinera!