Category Archives: Palestina

Carta a una presa palestina.

Querida y admirada presa palestina.

Empiezo con el querida, por que aunque no te conozco, no se tu nombre y tampoco puedo definir en mi mente una cara, aun así en mí tienes devoto el amor que le tengo a tu pueblo, que al mismo tiempo, es a todas y cada una de las personas que viven y sueñan una Palestina libre. Te digo que te admiro, por que es imposible conocer la historia, el presente, y la lucha palestina y no admirarla.

Las amigas del movimiento Boicot Desinversiones y Sanciones, de la mano de la asociación de derechos humanos y apoyo a los prisioneros Addamer, quienes desde hace años nos han llamado la atención a las personas de fuera de Palestina a que nos solidaricemos efectivamente con tu pueblo, hoy nos invitan a escribirte. Lo han hecho por que saben que otros casos de desigualdad social, como lo fue el apartheid en Sudáfrica en los ochenta del siglo XX, cayó gracias a la presión desde afuera. Hoy que ustedes viven un régimen de segregación racial por parte del Estado Israelí, que viven bajo un estado constante de Apartheid, no puedo más que aceptar el llamado desde adentro de su pueblo y me solidarizo con tu sufrimiento, comprometiendo mis esfuerzos con tu causa hasta que el último soldado israelí salga de tu territorio.

Se acerca el 17 de abril, día de los prisioneros palestinos, y no puedo dejar de sentir dolor y angustia al pensar que aun en cárceles israelíes, y también de la Autoridad Palestina, se encuentran luchadoras y luchadores por la vida, que con su vitalidad le comunican al resto del mundo, que a pesar de más de 60 años de ocupación, siguen ahí, manteniendo su cultura, sus comunidades y, como decimos aquí en Colombia, su berraquera (su fortaleza). Al mismo tiempo, no puedo dejar de pensar que en nuestro país hay más de 9.500 luchadores y luchadoras encarceladas, quienes también le tratan de entregar a nuestro país un mensaje de rebeldía para cambiar esta injusta realidad en que vivimos, y aunque no este necesariamente de acuerdo con sus ideologías o sus formas de hacer, sí que respeto y admiro su valentía para enfrentar a nuestros opresores. Aquí como allá, estamos activos pensándonos y sonándonos un mañana sin quien nos impida vivir dignamente, y en ambos lugares el precio de ello, en muchos casos, es la cárcel, cuando no la muerte.

Por esto, entre otras cosas, es que me siento tan cercano a tu realidad. Por que a personas como tú, he tenido que visitar en cárceles de mi país, y por ello puedo intuir lo duro que es la realidad detrás de las rejas. Claro, nadie sino ustedes lo saben a ciencia cierta, y lo que nosotros nos imaginamos siempre lo hacemos desde afuera, pudiendo visitar a nuestra familia, dormir en nuestra cama, comer la comida que cocinamos. Su angustia y sufrimiento siquiera alcanzamos a intuirla. Por eso es que escribir esta carta es una forma de decirles que, a pesar de que no sabemos el dolor por que no lo vivimos en carne propia, aun así, sabemos que siempre es importante que algunos les recordemos que la razón por la que están ahí, es por que aman a la humanidad y la quieren libre.

Compañera, no desfallezcas ni pierdas la esperanza: no solo tu causa es justa, sino que cada vez somos más las que desde afuera presionamos para que la injusticia acabe; las acompañamos por que sabemos que las únicas que ganaran la libertad son ustedes con sus manos y cuerpos, no creo que los liberemos, solo que los acompañamos para que logren su libertad.

Acá estaremos esperando para celebrar su victoria, que también es la nuestra, y mientras tanto, seguimos boicoteando, presionando, resistiendo con ustedes hasta que la última prisionera salga de todas las cárceles.

Un abrazo solidario gigante que cruce los océanos y los mares y te caliente en la celda que habitas.

————————-

Esta carta responde al llamado a escribirle a presas palestinas convocado por la campaña BDS Colombia. La convocatoria la pueden enontrar en: https://www.facebook.com/events/607850326019041/

Sobre la campaña BDS Colombia se pueden informar en: https://boicotisraelencolombia.wordpress.com/

La masacre de Shiyaiya, Gaza. Un baño de sangre que no debe pasar desapercibido.

Recuento de la masacre de cerca de un centenar de personas realizada por el ejército Israelí el domingo 20 de julio del 2014 en Shiyaiya, Franja de Gaza, Palestina.

Tratando de identificar sobrevivientes.

 

Gaza es una pequeña ciudad, casi por nadie conocida. Queda en una franja de terreno que muchos consideran la cárcel a cielo abierto más grande del mundo, y quien la conoce casi nunca encuentra mejor metáfora. Hace parte de un pueblo que aun disputa por su país y le llaman Palestina, casi por ningún otro país reconocida. Allí, justo en medio de los escombros, de los cuerpos mutilados por la indiferencia global ante un ejército genocida hijo del genocidio más atroz, allí justo allí, acaban de asesinar a cerca de 100 personas, casi un centenar de personas, casi vivían antes de los bombardeos debido al bloqueo permanente de su tierra, casi salen de sus hogares, como decenas de miles desplazados que en los últimos días buscan refugio para escapar a los bombardeos, casi logran ser protegidos por algunos pocos internacionales que intentan ponerse de escudos humanos… casi.

Shejaiya, Shaiya, Shajaiya, Shijaia, Shajiya, Shuja’iya. Para aquellas personas que no sabemos su nombre en Árabe es difícil reconocer cómo realmente se escribe. Aún así, a partir de hoy no hace falta entender su nombre para recordar que allí ocurrió una masacre. Este barrio está en la parte noroccidental de Gaza, muy cerca del cruce de frontera con Israel llamado Karni, uno de los lugares por donde entra buena parte del trigo que sirve para llevar pan a las mesas todos los días1. Es un barrio donde ha habido intensa actividad política siempre, por lo que el ejército de Israel lo nombra como la fortaleza del terror de Hamas en Gaza, y no es raro que una vez iniciara la nueva operación llamada “Margen Protector” fuera este barrio uno de los que sufriera mayormente los golpes por parte de Israel2.

Las personas que habitan este barrio una semana antes de la masacre empezaron a recibir llamadas y mensajes de texto del ejército de Israel diciéndoles que bombardearían sus casas y que por lo tanto deberían desalojarlas. Decenas de miles decidieron hacerlo, con la plena consciencia de no tener un destino por que no hay lugar a donde desplazarse ya que todas las fronteras, controladas por Israel, están cerradas. Otras decenas de miles, temiendo que igual morirían si salían de sus casas, decidieron quedarse allí, encerrados soportando los bombardeos. Y así fue, durante toda la semana, con intervalos de minutos, caían una tras otra bombas que no discriminaban si el edificio era de militantes de Hamas o si eran civiles. El ejército justificó sus ataques diciendo que allí se esconden armas o que desde allí se lanzan cohetes, y por ello no sólo utilizaba cohetes de precisión sino que también, tal y como lo ha descrito Aljazeera, se utilizan bombas de fósforo (prohibidas por la legislación internacional) y no se descarta que se estuvieran utilizando otras armas prohibidas.3

Aun así, la gente seguía en sus casas, esquivando la desolación de los bombardeos, tratando de abastecerse como se pudiera. Pero la noche del 12 de Julio empezó el despliegue terrestre, que entre tanques e infantería aseguraba que las peores noches no habían llegado al barrio. Los israelíes aseguraban que la incursión militar por tierra podría agudizar su precisión para acabar con la estructura militar de Hamas, y aunque estas declaraciones lo que promovían era la idea que ya no atacarían más a la población civil, lo que sucedió fue lo contrario: Uno de los casos más impresionantes a la violación al derecho humanitario, y que sale de cualquier consideración, fue el hostigamiento del hospital Al- Wafa que quedaba en el mismo barrio. Israel argumentó que en los alrededores del hospital se lanzaban misiles, y por lo tanto llamó a las directivas del hospital para que lo desalojaran. Ellos, incapaces de hacer otra cosa trasladaron a los heridos, pero habían algunos que no podíann ser movidos. En un acto de internacionalismo y solidaridad varios activistas de distintos países se desplazaron para con su vida cuidar al hospital. Aun así se recibió una llamada del ejército pidiendo que se evacuara a los pacientes, donde el encargado de esta llamada le dijo a la recepcionista : “por qué no piensan en sus familias? Por que no piensan en sus pacientes?”4. Tal cinismo fue evidentemente rechazado, y en los siguientes días el hospital no sólo siguió siendo bombardeado sino que fue imposible quedarse en él.

Hospital El Wafa

Los días pasan y la ocupación avanza, pero el domingo 20 de julio el ejército de tierra entrará con toda la rabia al barrio devastado por más de una semana de bombardeos. Para proteger a los soldados, la artillería y los tanques dispararon, sin discriminar, sobre todo el barrio, provocando la masacre en cuestión de horas. Es de suponer que el resto de los muertos fueron producidos por soldados que con la adrenalina de la guerra dispararon a todo lo que se movía. El saldo inicial: asesinato de 62 palestinos de los cuales 17 eran niños5. Tan brutales son las consecuencias que se logra un cese al fuego de dos horas para evacuar a los civiles heridos6, cese durante el cual siguieron actuando francotiradores israelíes contra los civiles palestinos.

Justo cuando entraba la Media Luna Roja buscando heridos, un joven de camiseta verde se les une por que quiere encontrar a sus familiares. Él lidera el grupo gritando el nombre de sus conocidos tratando de encontrar respuesta, pero lo único que encuentra es la bala de un francotirador. Su nombre Salem Khalil Salem. Las personas que acompañaban no supieron qué hacer, ya que entre ellos venían delegados internacionales lo que suponía su no vulnerabilidad7. Nadie deja de ser vulnerable: en otra parte del barrio había sido bombardeada una ambulancia donde se desplazaba un periodista y personal de la media luna roja, por lo que el periodista que reporta este hecho afirma: “inclusive hoy los que se encargan de proteger a las personas necesitan también protección”8.

Aunque algunos medios hablan de 50 y otros de 609, ya se murmura que una vez puedan reconocerse los muertos estos serán casi cien, de los casi medio millar que van en todo el conflicto. Casi alcanzan a llegar hasta mis oídos los gritos de los familiares llorando a los suyos, casi escucho el último aliento de los muertos debajo de las estructuras caídas por los bombardeos. Casi siento el hielo de esa madrugada de devastación, en donde las calles de un barrio cualquiera de Gaza sufrieron el odio de la ocupación militar israelí. No, esos no fueron muertos de guerra, casi podrían justificar que allí escondían terroristas, pero hoy sabemos que eran gente sin armas, sin capuchas, sin municiones. Trataron de esconderse de la muerte y casi lo lograron… casi.

Video de la desolación en Shiyaiya, imágenes fuertes: https://www.youtube.com/watch?v=ZoMFk82UY30&sns=fb&app=desktop

——————————————

1Editores Electronic Intifada; The Humanitarian Impact of the Karni Crossing Closure: Bread running out in Gaza; consultado en: http://electronicintifada.net/content/humanitarian-impact-karni-crossing-closure-bread-running-out-gaza/2369

2Fuerzas de defensa Israelí; Shuja’iya: la ciudad que Hamás convirtió en base terrorista, consultado en:

http://www.idfblog.com/spanish/shujaiya-la-ciudad-que-hamas-convirtio-en-base-terrorista/

3Las declaraciones de Aljazeera en árabe desataron tal molestia en el gobierno israelí que el ministro de relaciones exteriores de este país declaró que “Aljazeera es el pilar central de propaganda de Hamas”, lo cual es absurdo sabiendo que esta cadena responde al gobierno de Qatar y no al de Palestina. Las declaraciones se encuentran en: http://www.ibtimes.co.uk/gaza-crisis-foreign-minister-avigdor-lieberman-will-work-prevent-al-jazeera-operating-israel-1457644

4International Solidarty Movement; Israeli military shells Gazan el-Wafa hospital, Consultado en:

Israeli military shells Gazan el-Wafa hopsital

5Editores de El Pais; La jornada más sangrienta en Gaza; consultado en: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/07/20/actualidad/1405837216_547228.html

6Comité Internacional de la Cruz Roja; Gaza: el CICR facilita la suspensión de las hostilidades para evacuar a los heridos. Consultado en:

http://www.icrc.org/spa/resources/documents/news-release/2014/gaza-facilitating-suspension-of-hostilities.htm

7International solidarity movement; Israeli sniper killing wounded civilian, el video se puede ver en:

8Editores Al Jazeera; Gaza neighbourhood devastated by Israeli bombing, se puede ver en: https://www.youtube.com/watch?v=ZZf9JjDmS4w

9Sharif Abdel Kouddous, Massacre in Shejaiya http://www.thenation.com/article/180728/massacre-shejaiya

 

 

 

 

 

 

 

Los anarquistas y la cuestión palestina.

¿Es el anarquismo contrario a la lucha de los palestinos por su nación? ¿Es posible una salida antiautoritaria a la crisis en Palestina? ¿Debemos los anarquistas del mundo apoyar al pueblo palestino? Estas y otras preguntas se discuten en el texto de Uri Gordon. Compartimos a continuación el capítulo 6 del libro Anarchy Alive, titulado Anarquía y la lucha conjunta en Palestina-Israel, escrito por Uri Gordon y próximo a publicarse por la editorial La Malatesta de Madrid. Compartimos la traducción hecha ya que aporta elementos fundamentales sobre el porqué los anarquistas nos sentimos tan involucrados con la lucha Palestina.

Continue reading

Boicoteando a Israel… desde adentro.

Por: Mya Guarnieri1
Israelies explican por que se unieron al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones.

Un activista palestino sostiene un pan producido en irsrael que se vende en una tienda de alimentos en el pueblo de Ramallah ubicado en Cisjordania.

Fue Egipto2 el que me hizo pensar acerca del movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS)3 seriamente. Ya estaba en el momento conduciendo un pequeño boicot dirigido a los bienes producidos en los asentamientos, silenciosamente leyendo etiquetas en las tiendas para estar seguro que no estaba comprando nada que viniera de dentro de la linea verde. Estaba haciendo esto hace tiempo, pero en un punto me di cuenta que el objetivo de mi boicot era un poco ingenuo, y entonces entendí que no era suficiente. No es solamente las colonizaciones y la ocupación, dos caras de la misma moneda, los que ponen un serio obstáculo a la paz y lesionan los derechos humanos de los palestinos: es todo aquello que los patrocina, el gobierno y las instituciones. Es la burbuja en la que muchos de los israelíes viven, la ilusión de la normalidad. Es el sentimiento de los israelíes que el estatus quo es sustentable. Y los asentamientos son un parte de la cortina de humo, un objetivo conveniente para la rabia. Los israelíes deben confrontar una de las mayores injusticias que han resultado de su Estado, la Nakba4, la expoliación de cientos de miles de palestinos.
Mientras el movimiento BDS direcciona que, entre otras preocupaciones, los tres principios del movimiento son el respeto al derecho de retorno palestino, resaltado por la declaración 194 de la ONU, el fin de la ocupación y la igualdad de derechos para los ciudadanos palestinos en Israel, me mantuve reacio a verme involucrado. Debo confesar que me daba miedo el movimiento. No pensaba que fuera de ayuda. Estaba seguro que el movimiento BDS solo provocaría que Israel profundizar sus acciones más y más. Solo haría peores las cosas para todos, razoné. Egipto fue el punto de inflexión para mi. Estaba estimulado por imágenes de la gente tomándose las calles demandando el cambio. Y mientras los Papeles de Palestina probaban que el gobierno parecía solo intentar mantener el status quo, conozco a muchos israelíes que están hartos de ello. Hay madres que no quieren enviar a sus hijos al ejercito; soldados que se quejan de patrullar los asentamientos. Recientemente hable con un hombre de 44 años, alguien normal padre de dos hijos, quien me dijo que quería quemar algo, que estaba tan frustrado con el gobierno y tan preocupado por el futuro.

Y Egipto es uno de los muchas excusas ahora mismo. Entonces, ¿qué puede ser hecho para dar a Israel escarmiento? ¿que puede ser hecho para envalentonar a los israelíes para que peleen por un cambio, para luchar por la paz, para liberarse a si mismos del conflicto que mina su propia auto-determinación, su libertad? El movimiento BDS se ha hecho con numerosas victorias, lo que es una de las razones para que el Knesset5 Israelí este tratando de pasar una ley, conocida como la ley del boicot, que efectivamente criminalizaría a los que se unan al movimiento, sujetándolos a grandes multas. Y algunos de los que están involucrados con el BDS están ahora sintiendo una gran presión del estado.

La máscara de la democracia de Israel.

Leehee Rothschild, de 26 años, es una de los israelíes que han respondido al llamado palestino del 2005 promoviendo el BDS. Recientemente su apartamento en Tel Aviv ha sido allanado. Mientras que la policía hacía esto bajo la pretensión de una búsqueda de drogas, ella fue llevada a la estación para hacerle una corta interrogación que se centraba enteramente en política. “La persona que vino a liberarme (del interrogatorio) era un oficial de la inteligencia que decía estar en cargo de monitorear actividad política en el área de Tel Aviv” dijo Rothschild. Fue este oficial quien pidió la orden de búsqueda. Desde que se llevó a cabo la operación Plomo Fundido6 activistas israelíes han reportado una incrementada presión de la policía así como de las fuerzas de seguridad -conocidas por su acrónimo hebreo Shabak. El subsiguiente mandato incluía, entre otras cosas, el objetivo de mantener Israel como un estado judío, haciendo de aquellos que abogaban por la democracia un objetivo.

Allanamientos a casas, como el que sufrió Rothschild, no son raros, tampoco las llamadas de la Shabak. “Obviamente (la presión) es nada comparado con lo que los palestinos tienen que vivir” dijo Rothschild, “pero creo que estamos tocando hilos finos”. Cuando fue preguntada por ella ley del Boicot comento: “si la ley pasa, hará desnudar un poco más, la mascara israelí de la democracia.

Amor profundo.

De su vinculación con el BDS, Rothschild resalta que no estuvo consciente del movimiento hasta que se convirtió en un tema principal de discusión dentro de la izquierda radical israelí, en la que ya estaba activa. Y aun después de que escuchó sobre ello, no se integro inmediatamente. “tenía mis reservas acerca de ello (BDS)” Rothschild recalca, “pensé en ello durante un largo tiempo y lo debatí personalmente y con mis amigos. La mayor reserva que tenía era que lo(s aspectos) económico(s) primero afectarían a la gente débil de la sociedad -la gente pobre- aquellos que tienen el menor efecto en lo que esta pasando. Pero pensé que la ocupación está afectando a esta gente mas de lo que la desinversión puede hacerlo”. Rothschild señala que los fondos estatales invertidos en “seguridad, defensa y oprimiendo a la gente palestina” pueden ser mejor utilizados de mejor forma en Israel ayudando a los estratos socio-económicamente mas bajos; “otra de las reservas que he tenido es que ello puede hacer al publico israelí mas extremista, mas fundamentalista,” añade Rothschild, “pero tengo que decir que el camino que se debe recorrer para para ser mas extremista es muy corto actualmente”. Como israelita Rothschil considera que unirse al movimiento BDS es un acto de cuidado. Es amor profundo al país en el que nació y creció. “espero que para algunas personas sea una cachetada en la cara para que se despierten y vean lo que está sucediendo” dice Rothschild, agregando que el opresor es oprimido también. “los israelíes son también oprimidos por la ocupación, ellos viven en una sociedad que esta militarizada, que es violenta, que es racista”.

Renunciando a los privilegios.

Ronnie Barkan, de 34 años, explica que tomo su primer paso hacia el boicot hace 15 años, cuando rehusó a completar su servicio militar obligatorio: “hay mucha presión social (en Israel)! Barkan afirma, “nos crían para ser soldados desde que estamos en la escuela para bebes. Nos enseñan que es nuestro deber (el servir en el ejercito) y eres un parásito o un traidor si no quieres servir”. “lo que es aun peor es que la gente es criada para ser profundamente racista” agrega. “Todo esta dirigido para apoyar el privilegio (judío) como señores de esta tierra. Soportar al BDS significa renunciar a mis privilegios a esta tierra e insistir en la igualdad para todos.” Barkan compara su ingreso al movimiento del boicot con los “blancos que denunciaron sus privilegios en el apartheid y se unieron a las luchas de los negros en Sur Africa”. Cuando yo me estremezco con la letra A de apartheid, Barkan contrarresta:“Israel claramente cae bajo la definición del “crimen de apartheid” así definido en el Estatuto de Roma”.

Nunca más a nadie.

Algunos se oponen al BDS por que incluye el reconocimiento de los palestinos al retorno. Estos críticos dicen que el cambio demográfico afectaría la auto-determinación judía. Pero Barkan argumenta que “los resaltados fundamentos (del movimiento) son el reconocimiento de los derechos humanos y las leyes internacionales). Hace énfasis que el BDS respeta los derechos humanos tanto para palestinos como para judíos e incluye propuestas de un estado bi-nacional democrático, así como a aquellos que creen en una solución de los dos estados como la mejor respuesta al conflicto. Así mismo afirma que el BDS no es antisemita, tampoco anti-israelí; “la campaña de boicot no tiene como objetivo a los israelíes, tiene como objetivo las políticas criminales de Israel y las instituciones que le son cómplices, no a los individuos,” dice. “así que pensemos por un momento que un académico israelí o un músico va fuera de Israel y es retirado de una conferencia o de un encuentro solo por que es israelí” le pregunte, a lo que respondió: “no, no, esto no entra en las lineas generales del boicot”, y yo le complemente “por que eso no es un boicot, es racismo”. Exacto, me respondió, agregando que el llamado palestino por el BDS es “un llamado muy responsable” que “hace una diferenciación entre las instituciones y los individuos y es claramente un boicot contra las instituciones criminales y sus representantes… dondequiera que hay un área verde tomaremos el acercamiento de forma más suave”.

Aun así, Barkan ha enfrentado criticas por su rol en el movimiento del boicot: “mi abuela quien estuvo en Auschwitz me dice puedes pensar lo que quieras pero no hables en voz alta de tus políticas por que no es bueno y yo le respondo tu sabes quien no hablo en voz alta hace setenta años”. Para finalizar Barkan agrega: “creo que la mejor lección del holocausto es nunca mas hacerlo a nadie y no simplemente nunca mas a los judios”.
1 Periodista y escritor residente en Tel Aviv. Originalmente públicado en: http://english.aljazeera.net. Traducción por Vargarquista.
2Levantamiento popular que derroco la dictadura civil de Mubarak.

3Para consultar sobre esta iniciativa se pueden visitar: http://www.bdsmovement.net/, y en español: http://www.boicotisrael.net/

4Nakba es un término árabe (النكبة) que significa “catástrofe” o “desastre”, utilizado para designar al éxodo palestino (en árabe الهجرة الفلسطينية, al-Hijra al-Filasteeniya).

5La Knéset (en hebreo כנסת, “Asamblea”) es el parlamento de Israel

6Operación militar Israeli contra el hamas en el 2008-2009

Que esperaban israelitas, una fiesta de bienvenida?.

Desde finales del año pasado, nuevamente el ejército israelí ha entrado en las zonas autónomas palestinas haciendo uso de su fuerza militar, sin diferenciar en sus ataques a civiles o a sus “enemigos” militantes del Hamás. Esta guerra, iniciada hace mas de 50 años con la conformación de un estado Judío en tierras habitadas por palestinos, parece no tener una finalización próxima ya que esta atravesada por la discusión política del reconocimiento del estado palestino en tierras que los judíos pretenden propias, así como la discusión entre dos fundamentalismos religiosos que no aceptan una visión de mundo diferente a la de su religión. A pesar de ser dos organizaciones políticas inmersas en una lucha prácticamente declarada a muerte, la pelea en las tierras palestinas involucra mas que ellos, siendo la población palestina la mas afectada.

Realmente, a pesar de ser la mayoría del tiempo pasivos, ellos son los que han protagonizado esta guerra por que los políticos hablan en las cadenas nacionales, o van de ves en cuando a los barrios, pero ellos, ellos son los que sufren de la crueldad de un sitio impuesto a sus tierras. Ellos han sido los que han logrado mantenerse con sus familias en un lugar como la Franja de Gaza donde mas de 1 millón de personas viven en un territorio del tamaño de cundinamarca, muchas veces sufriendo de la interrupcion de la electricidad por parte de los israelies, o de la restriccion de profesar una vista del Islam diferente a la de Hamás.

Aun así, son ellos mismos los que se han mantenido dignos resistiendo a la prepotencia israelita que les ha robado centímetro a centímetro sus territorios y dividiendo su frontera con un muro de concreto que resguarda la “seguridad” que solo la tienen los poderosos. Son ellos los que han seguido cocinando los pocos víveres que les permiten cultivar o comerciar, mientras en las calles de Jerusalén y otras principales en Israel, siguen pululando los Mac Donalds a los que por supuesto son sus primos lo que deben ir a servir y limpiar las mesas. Ellos siguen caminando las calles, atentos a que sus juegos y secretos juveniles no se pierdan por el temor a el estado de sitio impuesto por los Hebreos.

Y son ellos los que siguen creyendo en la vida, que respetan viviéndola con alegría y manteniendo la esperanza de un mañana mejor para ellos y para sus hijos. Por eso es que no pueden recibir bien una invasión como la que viven en este momento por al ocupación del ejercito semita. Y vendrán intifadas, y vendrán niños encapuchados lanzándole de nuevo piedras a los indestructibles tanques, que son fuertes con la balas pero no con la dignidad. Ellos no les darán la bienvenida a este o cualquier ejercito invasor, no permitirán que su pasado sea acabado por las ínfulas del gran israelí en el futuro ocupando toda la región palestina.

Desgraciadamente sabemos que la resistencia solo les permitirá mantener lo que ahora tienen, por que todo lo perdido solo podrá ser recuperado con años y años de lucha palestina, organización y fraternidad árabe-israelí y solidaridad internacional. El problema de palestina no se solucionara dándole legitimidad, status o beligerancia legal al estado palestino; Es precisamente la no conformación de un estado palestino, de la mano de la destrucción del estado israelí la que permitirá vivir fraternalmente tanto a judíos como palestinos en tierras bíblicas. Son los estados en estos momentos los que atacan o se defienden en guerras a muerte, siendo los únicos pérjudicados la población que muere inocente defendiendo banderas o uniformes que al final nada le darán para si sino solo para sus dirigentes.

El problema no es si se cree en Ala o en Jehová, si se cree en Jesucristo o en Maoma, cada cual puede creer en lo que quiera, hasta no creer es una posibilidad. El problema no es ser culturalmente diferente y hablar unos árabe y otros hebreo, ni siquiera el problema es una cuestión de terrorismo, seguridad nacional, liberación nacional o resistencias. El problema es aceptar la diferencia, y aceptarla como una cualidad que potencia la creación del hombre. Para eso ni Israel ni Palestina necesitan sus estados, menos aun necesitan sus dirigentes; lo único que necesitan es el reconocimiento del otro como igual, y de si mismo como inviolable. No es una pelea por la creación de nuevos mundos eclécticos, es por la perpetuación de este mundo real en el que vivimos y en el que somos diferentes.

Solo la organización en aquel territorio basada en el autoreconoccimiento, la valoración del otro y la búsqueda de la libre asociación hará que se superen los problemas a los que desde hace 50 años han tenido que atender tanto israelitas como palestinos. Solo el respeto por la integridad humana, y la aceptación de la diferencia étnica, lingüística, cultural, sexual, etc… permitirá que este tipo de lapsus mortales desaparezcan, y ya no debamos solucionar nuestros problemas por vías violentas sino por búsqueda de consensos y disensos.

Mientras tanto, mientras el pueblo palestino y el israelita se den cuenta que sus diferencias son posibilidades, que sus religiones no tienen que ser impuestas a otr
os, y que sus fronteras territoriales no son mas que una excusa de habitación territorial mas no de prohibición de movilidad para el otro, solo hasta entonces deberá mantenerse la resistencia por la sobrevivencia y la dignidad que el pueblo palestino sigue con la cabeza en alto. Los dirigentes sobran para los pueblos dignos. La autonomía y el apoyo mutuo son mas efectivos que la autoridad y la competencia.

No habrán fiestas de bienvenida hasta que los palestinos no sean bien recibidos en tierras israelitas.