PaaS: Política como servicio

PaaS: Política como servicio

(Timpo de lectura aproximado: 12 minutos)

 noviembre 2017

Existe en la actualidad una tendencia a que todo es servicio. En informática hoy en día son comunes estos términos:

  • SaaS: Software as a Service (Software como un servicio)
  • IaaS: Infraestructura as a Service (Infraestructura como un servicio)
  • PaaS: Plataform as aService (Plataforma como un Servicio)[^1]

    En cada uno de estos casos la idea principal es: lo que se vende, lo que se ofrece, no es un producto, sino un servicio. La principal diferencia es que el cliente no compra un producto, sino más bien una subscripción. Pero el otro elemento clave es que tal producto no está en manos del cliente, sino del proveedor. De esta manera se abstrae al cliente de las complejidades y de lo que sucede detrás de bambalinas. Generalmente este servicio está asociado con la nube, es decir, un servidor no está en nuestras manos, sino que lo administra un tercero (la empresa que ofrece el software como servicio). De esta manera nos libramos de tener que configurar y mantener el hardware e instalar programas. De eso se encarga la empresa a la que le pagamos. Entonce, propongo cambiar aunque sea un rato el significado del acrónimo, y que en su lugar sea Pass: Politics As A Service, es decir, Política Como Un Servicio.

Pues bien, ¿No existe acaso una tendencia similar en la política de nuestros días? La política es algo demasiado complejo, de baja fluidez (recordando el concepto de modernidad líquida de Baumann)[^2], en lugar de ser una autopista para que circule con alta velocidad nuestro accionar diario, se coloca como un obstáculo de nuestro trabajo, estudio, y del disfrute residual de nuestra vida capitalista.

De esta manera, no nos interesa tanto como funcionan las cosas. Sino más bien que funcionen, que fluyan. Por eso la derecha tiene un especial impacto en los centros urbanos. En lugar de perder el tiempo en trasladarle a la sociedad cliente la discusión de como realizar una determinada tarea, lo que hace es vaciar el debate de contenido. Invisibiliza la discusión subyacente, lo tapa con la acción. Entonces no es sorprendente que el metrobus sea visto con beneplácito por buena parte de la sociedad porteña. No interesa si es una solución inferior al subterráneo. La acción dicen, es apolítica.

El principal beneficio que nos traen fuerzas como Cambiemos es sacarnos la política como mochila. Cuando se hace referencia a la pesada herencia que dejó el kirchnerismo, en realidad, más que la corrupción y/o mala práxis política, se está hablando en realidad de otra cosa. Muchos no le perdonan el haber re-instalado el tema de la política. El kirchnerismo problematizaba todo. Bueno, Cambiemos viene a desproblematizar, a alivianar, por eso se expresa como solucionismo. ¿Cómo se solucionan los problemas? Es una cuestión que viene a resolverlo la tecnología y los especialistas. El caso del voto electrónico es un ejemplo de ello. En realidad, tampoco importa demasiado si en verdad esos especialistas son realmente idóneos o no. Sino, de vuelta, que ellos nos liberan del peso de elaborar la toma de decisiones.

Alguna vez escuché la frase “la peor gestión es la que no se hace”. Si bien es bastante cierta, en estos tiempos se ha llevado a un extremo. Pero vaya paradoja el solucionismo no siempre ofrece una solución. Por ejemplo, si una empresa ofrece un servicio de Intenet, no importa demasiado si la conexión es buena o no. Lo más importante para nosotros es que nos tomen en cuenta como clientes, que nunca nos digan que no. Que nos traten amablemente, que nos llamen por el nombre, que nos endulcen los oidos.

Pienso en Microsoft[^3] y es justamente eso: sus productos no son los mejores. No obstante por ahora es el dominante del mercado en el sector de usuarios finales. No es que no tenga deficiencias, sino más bien a que es ubicuo. A qué está en todos lados.

Cuando se dice que la sociedad vota en contra de sus propios intereses, se aborda la cuestión desde un punto de vista exclusivamente material. Mucha gente prefiere aliviar la conciencia, delegar la libertad de elegir, librarse de la complejidad de la realidad y de los conflictos. Por eso Alejandro Rozitchner es una de los cerebros de la filosofía macrista[^4].

Para concluir y llegar a una síntesis: mi conjetura es que la mitad de la sociedad eligió tercerizar la política, correrla del centro para que no moleste más. Este tipo de partidos políticos no son otra cosa entonces, que meros proveedores, a los cuales – como en el ámbito corporativo – se los culpa, pero se los sigue eligiendo.[^5]

Fuentes

[^1]: Software como servicio – Wikipedia, la enciclopedia libre
[^2]: La política líquida | Opinión | elmundo.es
[^3]: Alejandro Rozitchner: “El sector que más irrita a Macri es el empresario” – 03.12.2016 – LA NACION
[^4]: Mitos y verdades de Microsoft – BinaByte
[^5]: Fue inspirador para escribir este árticulo: Cambiemos, una manera de ser – Socompa

Publicado en General | Deja un comentario

¿Somos animales?

¿Somos animales?

“La gente quiere vivir hoy y nadie se siente convocado a destinos trascendentes en una historia en que la trascendencia pareciera ausente por todas partes.”

José Pablo Feinmann (Filosofía política del poder mediático)

"Homo georgicus" by 120 - Own work (photograph), model by Élisabeth Daynes. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Homo_georgicus.jpg#/media/File:Homo_georgicus.jpg

Homo georgicus” by 120Own work (photograph), model by Élisabeth Daynes. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Commons. (Tamaño modificado para el post).

Somos seres humanos, tenemos cualidades que nos distinguen de los animales. Tenemos la capacidad de pensar. De hacer análisis complejos. Pero el resultado electoral del 22/11 junto con el odio que parece imperar en ciertos sectores de la población parecen contradecir esa suposición o creencia. Existe mucho odio, mucho instinto, mucho pensamiento automático buscando la recompensa inmediata. Pocos poderosos que dominan a muchos sin poder.1

¿Será que más allá de fabricar satélites y microchips somos seres que no nos diferenciamos demasiado de aquellos homínidos evolucionados2 que surgieron hace unos 195000 años 3

Dan ganas de llorar, da bronca, porque parece que no aprendemos. Existe una continuidad histórica de una Argentina que parece odiarse a sí misma.

Desde la protohistoria nacional ha sido así: Los dos hombres que consideramos nuestros padres fundadores: Belgrano y San Martín se diferenciaron de la mediocridad dominante y tal vez por eso fueron ignorados y/o perseguidos.

El primero falleció joven, con una horrible enfermedad y empobrecido4. El segundo en el exilio, con una tristeza que nunca pudo apagar: la de no regresar a su tierra.

En la actualidad tenemos una clase media que lee muchos libros de autoayuda para no boicotearse en sus esferas privadas pero que termina haciéndolo como sociedad.

Pongamos la carta sobre la mesa: sos un reivindicador tardío.
Desde nuestros próceres, luego Illia, Alfonsín, siempre te das cuenta tarde. ¿Sabés que tengo un poco de hartazgo de todo esto? Hastiado de esa persistencia de reivindicar líderes políticos cuando ya es tarde: Yrigoyen, (aun en muchos casos) Perón, Illia, Alfonsín. El medio pelo de cada una de esas épocas los denostó. Pero después ensayan un arrepentimiento.

¡Hasta algunos, durante el gobierno de CFK llegaron a tener nostalgia por Néstor Kirchner! Un gesto de misoginia imposible de disimular.

Disculpame estimado, pero me agota tu pereza moral, porque privilegiás las maneras antes que las cuestiones de fondo.

Encontraste siempre la manera de autojustificarte ¿Solamente te interesan los problemas cercanos? ¿Los que te rozan directamente? ¿Solamente lo que podés tocar? No podés pensar a largo plazo. Es como decía aquel tema de SUMO (Lo quiero ya): “No se lo que quiero, pero lo quiero ya”.

Pero te pareció que lo más importante es extirpar el problema de los K. No tenés noción de causa y efecto.  Una vez más: te dejaste arrastrar por lo inmediato, lo cortoplacista.
Te creés educado y puede ser cierto, pero perdiste tu capacidad de interrelacionar sucesos y su impacto en el tiempo. Tomaste instantes, recortes, fotos, anécdotas. Buscaste como alimentar tu dolor.

Ese dolor es cierto, fue estimulado de manera intencionada, te hicieron creer que todo lo que tenías era gracias a tu esfuerzo. Te dijeron que existe algún lugar del mundo, en el cual, no hay burocracia, no hay crímenes, la justicia es siempre rápida, la libertad de expresión no tiene límites, no se pagan impuestos, los sueldos son altísimos y hablan un idioma que suena mejor que el castellano. Lugares de felicidad absoluta. Te hicieron creer que como existe algún lugar allá afuera que es un paraíso terrenal, todo lo que pudiera lograr el estado nacional (con aciertos y errores) para equilibrar el poder casi ilimitado de las mega-corporaciones era en realidad un déficit, un estorbo para tu felicidad absoluta.

Una vez que encontraste al estado y a una mujer (excelente combinación ¿no?) como enemigos, como responsables de esas frustraciones, ese dolor se convirtió en bronca. Buscaste como alimentarla, en particular los domingos a la noche. Que te digan como pensar, como racionalizar eso que ya se había convertido en odio…

Disfrazaste tu rigidez con la suavidad en tu tono de voz. Te refugiaste en palabras como disenso, independencia, democracia, república, trabajo en equipo, lo estamos haciendo juntos. Pero en la realidad te importaba poco todo eso, únicamente esa displacer de cubrir necesidades muchas veces irrelevantes, pero que te gritaban por la televisión, por los diarios, por la radio, como si fueran importantes, trascendentes. Te pusiste a trabajar todos los días para que se vaya ese gobierno K insoportable, por sus cadenas nacionales, por 678, por Boudou. Porque te decían que la plata se iba para los vagos. Vos te ibas al gimnasio, al club, llevabas a tus hijos a escuelas privadas, te ibas de vacaciones. Pero claro todo eso era tu propio mérito personal. No alcanzaba con eso, querías más.

“Si les preguntás qué odian, balbucean, hablan de las cadenas nacionales, del tono de voz de CFK, o citan las mentiras de Jorgito el Mercenario. Y se hacen los giles con los males que se avecinan sobre sus vidas.” (Javier Chiabrando, “El odio es más fuerte”)5

Como decía una de las etiquetas en twitter: #EsAhora querido. ¿Vas a persistir en el odio? ¿Vas a persistir en la venganza? ¿Cuál es el daño tan grande que te hicieron? ¿Vas a seguir justificando esto por los errores cometidos por los kirchnerismo? ¿Continuarás tranquilizando tu conciencia leyendo los medios que ayer te incitaban al odio y hoy te adormecen?

¿O vas considerar que tal vez, como a muchos, nos pasó a casi todos, que te dejaste arrastrar como a un animal en una manada?

Y cuando digo tu conciencia, no me refiero a la necesidad de la culpa. No me interesa algo que te inmovilice, no quiero que te autoflageles ni que le des la razón a alguien. Me gustaría verte justamente que tu conciencia se despierte, que despiertes, que sos mucho más que un homínido que saben manejar herramientas. Que tenés cuerpo, alma, espíritu todo eso que te hace ser humano y distingue del resto de las especies conocidas: lo que te hace trascendente Que hay un mundo más amplio y apasionante del que grita tu entorno de comodidad.


  1. ESSAY PLAN – Panopticism in the Mass Media – To what extent has it effected our lives
  2. The Arithmetic of Compassion, Scott Slovic y Paul Slovic
  3. Stratigraphic placement and age of modern humans from Kibish, Ethiopia, Ian McDougall, Francis H. Brown y John G. Fleagle
  4. Días finales de Manuel Belgrano
  5. El odio es más fuerte
Publicado en General | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Alivio

Después de las elecciones del 22/11 hay un montón de cosas que se han pasado por  mi mente y por mi alma. Pero aunque suene paradójico experimento un cierto alivio, ya que todos estos años hemos tenido que sufrir una serie de lugares comunes, frases hechas e indignaciones mezquinas. Muchas de ellas claro está azuzadas por los medios dominantes de comunicación.

  • No hay que abrirle al censista, te pueden robar
  • La cartera de Cristina
  • Los zapatos de Cristina
  • ¡Habla y no la soporto!
  • La cadena nacional
  • El viento de cola
  • Estoy mejor gracias a mi esfuerzo
  • Estoy mal por culpa de ESTE gobierno
  • Máximo no sabe hablar
  • Máximo mató a Néstor
  • La Cámpora
  • Boudou cada vez más complicado
  • El cepo
  • El dólar blue
  • El dólar
  • No me dejan salir del país
  • El INDEC
  • Los ladrones de 678
  • Estamos como en Venezuela
  • La plata de los jubilados
  • Yo que pago mis impuestos religiosamente
  • Yo soy Nisman
  • Cristina mandó a matar a Nisman
  • La grieta
  • Esto es una dictadura
  • Cristina es bipolar
  • A Néstor lo maneja Cristina
  • A Cristina la maneja Néstor
  • Hubris
  • Esto es una dictadura
  • Esto es una monarquía
  • Se persigue a los que piensan distinto
  • “Porque en los países serios…”
  • Esa señora
  • La Yegua
  • UltraK
  • Nunca estuvimos tan mal
  • Periodismo militante
  • Cristina quiere reformar la Constitución
  • Cristina está buscando tener fueros después de las elecciones
  • El curro de los derechos humanos
  • El año que viene esto explota (frase repetida durante al menos 8 años para acá)
  • Cristina les vende Paco
  • Zanini va a matar a Scioli
  • Negrópolis
  • “Tengo un amigo en un ministerio que me dijo…”

La lista podría seguir…

Es obvio que después de haber gobernado durante 12 años comenzando desde la crisis más profunda socio-económica del país (2000 a 2003), el gobierno saliente cometió muchos errores (ni hablar de sus aciertos que han sido ocultados, minimizados y ridiculizados). Aun así es probable que algunos memes tengan alguna sustento en la realidad.

Si quieren, lo podemos analizar en otro artículo con más tranquilidad.

Pero, así como muchísimos han votado de manera catártica contra un gobierno que se va, para muchos tambiénstress en algún punto será un bálsamo.

Ahora se viene un nuevo gobierno democráticamente elegido. Entonces ya está, puedo respirar hondo. Por supuesto, no exento de temor, porque las malas medidas de un gobierno nacional afectarían a todos. Pero se acabaron las excusas, los berrinches, el echar culpas, el acné adolescente, ahora llegó el momento de gobernar.

Veremos como lo hacen.

Publicado en General | Deja un comentario

La voluntad y el carácter paternal/maternal de Dios

Ser padre es una tremenda responsabilidad. También es una continua escuela. Los hijos reflejan como somos, la idea que tenemos sobre la realidad… y sobre Dios. Me sorprende aquellos que habiendo llegado a ser padres y sin embargo la imagen que tienen de Dios no ha cambiado nada en absoluto.

Hoy me fastidié mucho porque mi hijo tenía una actividad para hacer y no puso la voluntad que esperaba. No cumplió con mis expectativas, lo confieso. Claro, obviamente que me duele porque eso lo perjudica a él. Porque todos sabemos que sin voluntad no podemos hacer nada.

Al principio, me enojé mucho. Lo cual indicaba que estaba dolido. Cuando me tranquilicé,  pensé en él. Le dije que le iba a ayudar a ejercitar la voluntad. Entonces, al rato se me ocurrió una idea. Le dije que caminaríamos al menos unas diez cuadras en lugar de regresar por otros medios más rápidos a casa. Y de paso serviría para charlar y distender. Él, con sus pequeños e impresionantes 5 años, al rato me dijo algo así:

Papá: ¿Es porque me está ayudando con la voluntad?

Increíble, la inteligencia y la sensibilidad de este hijo que me estaba enterneciendo y enseñando tanto .

Al poco tiempo, después de pasar por un kiosco, comprar un alfajor para cada uno y un jugo para él, mi hijo me dijo otra vez:

¿Papá me vas a seguir ayudando a poner voluntad?

Sí, una vez más, me detuve, lo abracé y le dije:

Mamá y papá siempre te van a ayudar.

¿Cómo es que algunos han concebido una imagen tan mala de Dios? ¡Tan severa!

Es decir, si uno como padre, se enternece, piensa en como enseñar en lugar de castigar, uno siendo “malo”, cómo puede entonces construir una imagen de Dios peor que la nuestra.

¿Somos más buenos que Dios?

Oh Dios, ¿me vas a ayudar con la voluntad? ¿Y cómo? ¿con castigos? ¿Con una férrea disciplina? ¿O me vas abrazar, me vas a dar un beso, me vas a enseñar? ¿Cómo?

Publicado en General | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Qué es la fe?

Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. Gracias a ella fueron aprobados los antiguos.
Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve

 

Subte

Subte (de LWYang) http://omh.cc/g/1b

Así define la fe la carta a los Hebreos en sus primeros 3 versículos del capítulo 11. Pero, me pregunto si no necesitaremos una definición adaptada a nuestros días. A la complejidad de la mente del ser humano que hoy vive en las grandes ciudades:

Fui a la deriva a través de las capitales de metal

Donde los hombres no pueden andar ni hablar con libertad

Y los hijos traicionan a sus padres

Me detuve a la puerta de una iglesia

Donde a los ciudadanos les gusta ir a sentarse.

Ellos dicen que quieren el Reino

Pero no quieren a Dios en él.

(The Wanderer, U2)

Recientemente leí en un libro esto:

Al igual que el recurso de causa-efecto, este reconocimiento de intencionalidad está siempre activo. Y si tu cerebro no puede hallar una explicación intencional, la supone.

Nuestra mente no admite vacíos, así que los completa.

(Mapas Emocionales, de Federico Fros Campelo)

La religiosidad creada por los seres humanos impone férreas disciplinas, lealtadas a instituciones, rituales, activismo, la asistencia regular a un edificio, y demarcar quienes están de un lado y del otro, cumplir con una rutina. No digo que eso sea fácil. Felicito a quienes se han esforzado para llevar a cabo esa vida. Pero creo que eso muchas veces tiene más que ver con escaparle a la complejidad de la vida. Ya la vida de por sí es compleja. Vinimos al mundo sin pedirlo y nadie nos avisa cuando nos vamos. ¿No es esa ya de por sí una carga lo suficientemente pesada? Es así la existencia del hombre. Y en el medio nosotros, en un mundo capitalista, “El mundo indigno nos limita, nos define, nos define de una forma que no es externa, sino que penetra nuestra existencia misma” (John Holloway)

Entonces, frente a esto, todas exigencias  de los seres humanos no son nada, nada significativo, frente a la demanda, o mejor dicho tal vez, a la invitación a la fe. Parece tan sencillo que termina resultando difícil. Justamente por nuestra naturaleza. Entonces si me preguntan qué es para mí la fe, yo diría, admitir los vacíos de nuestra mente. Nada menos. Eso es sobrenatural. Dejar que esos vacíos, esas cosas que no entendemos, que no vemos del todo, sencillamente existan, seguramente es Dios que lo llena, ¿no?

Esto parece desesperanzador. Para mí es al revés, cuando admitimos esos vacíos, que SOMOS SERES HUMANOS es que puede nacer la esperanza y la fe.

Lamento desconfiar de otras “recetas”.

 

 

 

Publicado en General | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Actuar, sentir, pensar: discusiones de siempre

Visión segmentadaUn antagonismo que he encontrado en más de una organización, es el de los que hacen contra los que piensan.

De esta manera nos sentimos forzados en pertenecer y alinearnos en alguno de los dos bandos (seguramente has formado o formás parte de alguno de ellos):

Los primeros argumentan que lo importante es hacer, no importa como, no interesa los errores, caiga quien caiga en el medio. Lo importante es ponerse en marcha. Ensuciarse las manos. Agarrar el pico y la pala y a laburar. Ellos ven en la reflexión un enemigo, la rechazan como un obstáculo. De alguna manera, toman toda idea que no esté inmersa en la obsecuencia como una crítica destructiva.

Los segundos solamente miran desde afuera, su pensamiento no se compromete con ninguna esfera de la realidad. La única que les interesa es concebir ideas, esgrimirlas y ganar discusiones. Están enamorados de su inteligencia. Siempre ven que hay una manera mejor de hacer las cosas. Saben perfectamente cuando y como hacer todo. Pero se apartan, o mejor dicho se desentienden de la actividad, por considerarla de alguna manera contaminante.

El título dice “sentir” además. Bueno, la cuestión es que hay personas que les encanta clasificar a las personas en compartimientos estancos. De esta manera muchas veces rotulan a los del primer grupo como activistas y a los del segundo como racionales.

Poner el mote de racional a un ser humano es un mal chiste. Triste sería si un ser humano no lo fuera. ¿Qué ser humano no es racional? ¿No nos distingue eso del resto de los seres vivientes? Es cierto que hay personas que se han endurecido tanto que han logrado que sus emociones estén escondidas en un sótano obscuro y cerrado con llaves de su alma. Pero por favor, todas las personas tenemos sentimientos. Nuestro mismo ser no es como el organigrama de una empresa. Aquí tenemos el área de actividad, más allá el de los pensamientos, y en otra sucursal los sentimientos. Esas son construcciones que hemos asumido de tanto escucharlas, por comodidad. Es decir, es muy difícil que un pensamiento no esté moldeado por un sentimiento. Y lo mismo podemos decir del hacer, del actuar.

La discusión actividad contra reflexión y viceversa es inútil, estéril, adolescente, un sinsentido en la gran mayoría de los casos. Ojalá que podamos poner todo nuestro ser, que todo entero se comprometa con las distintas esferas de la realidad. El desafío de humanizarnos…

Debajo vemos los verbos que usa la el Génesis de la Biblia, capítulo 1 entero y versículos 2:1-4 de Nueva Versión Internacional.

creó
iba y venía
dijo
consideró
separó
llamó
dijo
hizo
separó
llamó
dijo
llamó
llamó
consideró
dijo
dijo
hizo
hizo
colocó
hizo
consideró
consideró
bendijo
dijo
hizo
hizo
consideró
dijo
creó
creó
creó
bendijo
dijo
doy
doy
miró
consideró
descansó
había terminado
había emprendido
bendijo
santificó
descansó

De acuerdo a lo que vemos en este modestísimo análisis, Dios es una persona que hace, se moviliza, que habla, que reflexiona, se compromete, se emociona y ama. Si decimos que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza ¿Por qué nos esforzamos en segmentar nuestro ser?

Publicado en General | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El génesis del hombre

  1. En el principio el hombre vio cuan bueno es Dios y todo lo que él había hecho por él. Y dijo el hombre: “Hagamos algo que nos haga merecedores del amor de Dios”. Que solamente puedan llegar a Dios, los valientes y entendidos. Y creó el hombre un sistema religioso. Y el hombre se sintió digno.
  2. Al segundo día el Hombre dijo: “Hagamos una estructura firme sobre la cual basar nuestra vida”. Y el hombre convirtió la palabra de Dios en algo estático y taxativo. Y el hombre se sintió seguro.
  3. Al tercer día dijo el hombre: “Con lo que hicimos, vemos que la vida ahora es muy compleja. Creemos una realidad paralela que nos refugie” y creó el hombre las instituciones religiosas. Y vio el hombre que podía evadirse de la realidad. Y que ahora había un adentro y un afuera. Un nosotros y un ellos.
  4. Vino el cuarto día y el hombre dijo: “Depositemos el poder en personas más valerosas y sabias que nosotros: Y vio el hombre que podía delegar su capacidad de pensar y decidir en aquellas personas, y que de ellas dependía tanto su felicidad como su desventura.
  5. Y llegó el quinto día y dijo el hombre: “Reemplacemos el amor, la compasión y el humor, y pongamos en su lugar el culto al trabajo, la disciplina y el orden”. Y encontró el hombre una manera de justificar la opresión y la injusticia.
  6. Y al sexto día el hombre dijo: “Solamente podemos ser felices si intermedia el Dinero entre nosotros y Dios, y entre cada ser humano”. Y puso el hombre a cada cosa y cada ser su precio. Y también a Dios. Y vio al final de ese día el hombre que era mucha la violencia en la tierra. Y era grande su angustia y su vacío. Pero aun así, se sentía fuerte.
  7. Al séptimo día vio Dios que el hombre estaba sumido en la miseria y en la tristeza, y lo llamó, con amor de Padre y con amor de Madre, y con amistad de amigo verdadero. Y descansó el hombre junto a Dios de todas sus obras.

Paradise

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

¡Esto es ser un varón, señores!

La siguiente es una lista, sin  demasiada rigurosidad, sobre lo – que me parece – se espera de un varón en la sociedad que vivimos. Algunas de estas características o postulados en algún caso pueden contradecirse. Algunas son trivialidades, pero convivimos con ellas todos los días. Estas demandas nos bombardean en particular desde los medios de comunicación y la publicidad.

Como todo estereotipo están cargados de torpeza y simplificación:

  • Un hombre es valiente
  • Un hombre no tiene fluctuaciones
  • Un hombre tiene pocas emociones, salvo que posea el suficiente carisma, dinero o fama que las justifique
  • El varón es un ser de emociones estables
  • Un hombre tiene claro lo que quiere
  • Un hombre decide
  • Un hombre manda
  • El varón se mueve en manada de varones
  • El varón tiene códigos
  • Ser varón es pertenecer a la manada
  • Ser varón es desplazarse dentro de una gama de blancos y negros. Es decir, el gris se le admite. Los colores, también, pero pocos, deben ser los primarios.
  • El varón come y bebe en abundancia
  • El varón se jacta de lo que come y bebe
  • Ser varón es hacer un asado, comerlo y tomar vino
  • Existen colores masculinos
  • Existen sabores masculinos
  • El varón habla fuerte
  • El varón habla con seguridad
  • Al varón le gusta el fútbol
  • Es imposible que al varón le guste el fútbol si no cumple el 99% de las condiciones aquí estipuladas.
  • El varón debe ser el jefe del hogar
  • Al varón le interesan las generalidades, no los detalles.
  • El varón sostiene que su inteligencia es superior
  • Al varón le gusta bailar pero siempre que sea parte de la seducción masculina o para hacer evidente su extraversión
  • El varón toma cerveza
  • El varón toma bebidas alcohólicas y hace ostentación de ello
  • Al varón le gustan los autos
  • Al varón le gusta la velocidad
  • El varón realiza trabajos y tareas “físicas”
  • El varón tiene sentido común
  • Al varón les gustan todas las películas de acción.
  • El varón carece de intuición, pero lo compensa con racionalidad
  • Sin embargo, la racionalidad siempre debe estar alineada al “sentido común”
  • El varón no necesita terapia ni nada parecido
  • El varón es exitoso
  • El varón gana y es fuerte
  • El varón no tiene deudas ni dudas
  • El varón no tiene carencias. Y si las tiene las oculta y no anda “molestando” con ellas
  • El varón es autosuficiente
  • El varón tiene más desarrollado su hemisferio cerebral izquierdo

Como vemos lo que define al varón según el sentido común de nuestra sociedad no tiene tanto que ver con la orientación sexual…

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

La Perona (mis recortes del golpe)

En el año 1976 tenía 3 años. A comienzos de ese año me encontraba en un hospital, porque me había fracturado el fémur izquierdo. Tengo La Peronarecuerdos que son como fragmentos de un cuadro. Es como si fuera un rompecabezas en el cual uno tiene algunas, no todas las piezas y aun así trata de recrear la pintura completa. De imaginar, pensar, deducir las porciones restantes.

El conocido tema de Charly García, “Demoliendo Hoteles” dice:

Yo que nací con Videla
yo que nací sin poder
yo que luché por la libertad
y nunca la pude tener,
yo que viví entre fachistas
yo que morí en el altar
yo que crecí con los que estaban bien
pero a la noche estaba todo mal.

Últimamente me ha resultado sorprendente que esta letra escrita por alguien que nació en 1960, se puede aplicar muy bien a quienes nacimos en la década de 1970. Creo que muchos de los que crecimos durante esos años podríamos escribir esas líneas casi en su totalidad y poner nuestra firma debajo.

Por supuesto, en nuestro caso, los de mi generación fue algo mucho más pasivo, no teníamos siquiera edad para luchar por algo. Porque mientras nos cambiaban los pañales se vivía la primavera camporista. Eran años de pensamientos fuertes y absolutos. Era una época en que se esperaba que la historia llegaría a su desenlace. No pocos creían que la historia se resolvería en poco tiempo de manera radical y definitiva, y se arribaría entonces a un paraíso terrenal de plenitud e igualdad por sobre todas las cosas. En nuestro caso amparado bajo las alas de un ya, anciano caudillo – volverían los añorados días felices – que volvía a solucionar las calamidades que generaron 18 años de dictaduras y democracias condicionadas. Pero rápidamente, todo se echó a perder: el definitivo regreso de Perón se transformó en un baño de sangre y terror. Y en un espiral de violencia. El líder ya cansado, pero responsable de todos modos, le entregó (casi) todo el poder a la derecha del movimiento. Y a pesar de creerse el gran ajedrecista de la historia, o aun una divinidad, este caudillo – el más grande del siglo veinte en Argentina – rodeado por su propia decisión de personas execrables, se murió. El país había quedado huérfano. Ahora, bajo la tutela de las manos tan frágiles como perversas de su viuda. La pusilanimidad de Isabel, contrastaba con quien era su entorno directo: la brutal extrema derecha peronista. Luego, en cuestión de meses el terrorismo de estado tomaría control total de la nación.

Eran años en que la juventud se involucraba de lleno en política, muchos lo hacían hasta el fanatismo. Incluso algunos llegaron al extremo de considerar a la violencia como un medio natural para alcanzar la tan ansiada meta. Eran años en que todavía, pese a las crisis económicas y sociales, Argentina lucía con orgullo una frondosa clase media.

Parte de esa clase media se volcó a la militancia, otros heredaron y/o cultivaron un intenso, aunque muchas veces oculto o naturalizado antiperonismo. Otros se limitaban solamente a gozar de beneficios ganados en décadas anteriores: indemnizaciones por despidos, aguinaldo, vacaciones, etc.

Nací en años en los cuales más que nunca la política se convertiría en algo prohibido. En algo inconveniente, en el algo en que no había que involucrarse. Refugiarse cada uno en su casa. Y a leer los diarios que de manera devocional se mamaban todos los domingos.

Se salía a las calles, salvo en casos excepcionales, como ocurrió posteriormente para festejar un mundial o una guerra como si fueran eventos de igual profundidad y magnitud. Después de la dictadura por breve tiempo la política resucitaría gracias a otra primavera llamada en este caso alfonsinista. En realidad, las primaveras que hemos mencionado son atípicas, porque luego del esplendor de las flores vienen los esperados los frutos, lo que realmente nos sacia y nos da completo disfrute. Pero no en estos casos justamente.

Sin embargo, yo nací en un hogar altamente politizado. Crecí con ese antiperonismo tan cotidiano que se hacía imperceptible ¿Saben que recuerdos tengo de mis días en ese hospital? Bueno, en realidad, no son muchos. Pero vaya a saber Freud por qué, tengo recuerdos de mi mamá refiriéndose a María Estela Martínez, no tanto como Isabel, ni Isabelita, sino como “La Perona”.

La clase media no veía mejor alternativa que un golpe militar que pusiera fin al gobierno encabezado por una mujer incapaz, vulgar y despreciable, secundada por un Rasputín. Además, se sumergía en el caos económico producto del reciente rodrigazo y la guerrilla. Si bien esta última estaba prácticamente aniquilada al asumir la junta militar (y toda la banda de saqueadores disfrazados de economistas), representaba una amenaza latente a las buenas y sanas costumbres argentinas, occidentales y judeocristianas.

Me crié en en uno de los tantos hogares radicales, de clase media baja, que reivindicaban y evocaban a Yrigoyen, Balbín, Illia, etc. Integrantes de una clase media que hubiera deseado con la mejor de las voluntades llegar a más, pero sin conseguirlo. Sin embargo, con un trasfondo cultural que me permitió (¿paradójicamente?) cuestionarme a mí y a mis hermanos esa manera de ver al país.

Veían en Videla casi como a un padre que nos estaba librando de una mujer estúpida, de la guerrilla, y que  nos iba a conducir de la manito, de vuelta a una feliz y por sobre todo ordenada república. Cuando se dieron cuenta del horror, lamentablemente ya era muy tarde.

Como los recuerdos fragmentados, después se hacen un mosaico, tal vez imperfecto, pero mosaico al fin, rellenado con las propias experiencias, educación: la formal y la que uno por inquietud se imparte a sí mismo: a través de libros, películas documentales, etc. Muchas cosas que uno entiende ya a esta altura de la vida que es conveniente desaprender, otras reconvertirlas, transformarlas.

Se por supuesto que hay personas que les interesa poco y nada este tema. En algunos casos porque les da lo mismo. En otros casos porque dicen (o se les ha enseñado) que hay dejar de mirar el pasado, solo prestar atención en el presente y mirar al futuro.

Quiero decir que descreo de esa mirada de la vida, y peor cuando se la pretende esconder bajo un barniz de cristianismo. Porque muchas veces el pasado sigue teniendo vigencia en este presente.  Cuando Jesús les dice a los farisesos:

29 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos,

30 y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.

31 Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.

En este caso Jesús: ¿Está mirando hacia el presente, hacia el pasado, o hacia el futuro? Y no es mi tema central, ni tampoco mi interés usurpar el santísimo lugar de los teólogos y biblistas. Pero me pasa que al recordar las palabras de Jesús, no les transmite otra cosa a sus contemporáneos que revisionismo de su propia historia.

En general imaginamos al fariseo como una persona malvada y conservadora. Por el contrario, creo que si trasladamos esa figura a nuestros tiempos y a nuestro país, ese grupo religioso tiene mucho más que ver con “nosotros” los argentimedios. Muchas veces sosteniendo tibiamente posiciones progresistas, y con una visión superficial sobre el pasado…

Cuando decimos que nosotros no tenemos nada que ver con esa historia. Que esa historia ya pasó. Que nosotros no haríamos lo mismo que nuestros padres. Cuando no discernimos las señales de los tiempos. Porque está claro que un golpe militar hoy es imposible. Pero la opresión a través de la historia va mutando, cambiando, camuflándose, muchas veces adoptando hábitos refinados. Otras veces adueñándose del sentido común.

Este es parte de mi mosaico que queda de esos días como integrante de esa generación que efectivamente se crió y se formó con Videla y con Galtieri en sus años más precoces.

Volviendo a los primeros meses de 1976, mientras, mi fémur, gracias a Dios se iba soldando y reparando. Creo que justamente alrededor de marzo ya no tenía más el yeso que me llegaba hasta la cintura. Podía caminar bien, sin problemas. Sin embargo dos marcas muy pequeñas recordatorias me quedaron de por vida, una en mi espalda y otra (menos perceptible aun) en el talón izquierdo. Más allá de que no tenga secuelas ni dolores, forma parte de mi historia personal.

A la inversa, hace 38 años, el país sufría la peor de sus caídas, no producto de una fatalidad, de un accidente o del azar. Por el contrario, fue producto de malas decisiones, gracias al comportamiento de una buena parte de la clase media, de la militancia fanatizada, del poder militar al servicio de intereses extranjeros. Poder militar que era meramente autor material de los crímenes y de un plan sistemático diseñado por civiles nativos y foráneos.

Ya no “soportábamos” más a “la Perona” y cualquier cosa era mejor que padecerla, no había tiempo ni voluntad para esperar las elecciones, había que hacer un cambio y de inmediato…..

 

Publicado en General | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Utopía

21 Por tanto, también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. 22 Sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora. 23 Y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo, 24 porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; ya que lo que alguno ve, ¿para qué esperarlo? 25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.

Carta a los Romanos 8:21-25 (Versión Reina Valera 1995)

Publicado en General | Deja un comentario