Espectadores del desastre cotidiano

Administrar el fracaso, es a lo que aspiran las agrupaciones políticas. No podía ser de otra manera, pues todo el universo político-social tiene en la mira el Poder, incluso quienes hablan de construir contra-poder, o hasta un Poder-Popular. Son variaciones del mismo tema; estructuras de dominio contra la libertad individual. Es irrelevante si su dogma… Leer más.

Ustedes

Ustedes pueden seguir embarrándose la boca con sus consideraciones hediondas acerca de las causas nobles de la izquierda, incluso pueden reivindicar expresiones autonómicas autogestadas, pero si se empeñan en negar las atrocidades cometidas por su idealizado movimiento, entonces todo vale mierda. Ustedes, simpatizantes del EZLN, tenían la oportunidad de materializar los impulsos libertarios en un… Leer más.

Se esperaba la entrada de la tira, aún así llegamos a la Facultad de Filosofía, a la asamblea. Filos era un desmadre; el pasillo de entrada retacado de pupitres, a un lado el mural referente a la Grecia antigua (que sería eliminado a las pocas horas por los grises policías) y el caos del comedor…. Leer más.

De indigencia, desamores y otras pestes

En conocido libro de Saint Exúpery, platican un zorro y un niño; ellos dicen que los vínculos afectivos nacen de la domesticación. Hacia el amor y la domesticación se dirigen mis pensamientos… Fue Zote un personaje singular. Se le podía encontrar por las calles del barrio arrastrando fardos y acompañado por una multitud de perros…. Leer más.

Viene tu recuerdo

Reminiscencias de aquellas madrugadas junto al fuego del tecuil, sintiendo el humo y la ternura del amanecer. Necio empeño, de no querer abandonar la costumbre por compartir lo recién soñado, de sentirse múltiple y acompañado, de encontrar signos que permitan el andar en la vigilia, de intentar concebir maravillas en la desolación. Siento tu compañía, como… Leer más.

Blancura silente

Desciendo del autobús, es casi media noche. Me adentro por las calles desiertas del barrio. Llego a la zona escolar, en donde ambas banquetas están rodeadas por mallas. De reojo, distingo dos siluetas dirigiéndose a donde estoy. Por reflejo, brinco la malla y caigo en la calle. Los sujetos retroceden y aparece un auto con… Leer más.

Ilusiones de azotea

En esos tiempos, él andaba en las nubes. Los goces mundanos le eran ajenos. Dedicaba su vida a cultivar flores en la azotea. Entre tendederos y macetas transcurrían sus días, imaginando paraísos en el viento. Una tarde de lluvia sucedió. Aquella joven caminaba a media calle, sin paraguas. Él tenía uno. Entonces corrió en su… Leer más.

Se impone la rabia

La mañana es oscura. Abordamos el camión que va con rumbo a X. Me dirijo, en compañía de ella, a una asamblea. Es una reunión importante, dice. No da más detalles. X es un poblado bastante común, salvo la zona arqueológica, todo en él es ordinario. En contraste, los alrededores son sobresalientes; dos enormes cerros… Leer más.

Los viejos roqueros nunca muerden

No todo medio está justificado en función de los fines. Hitler no hizo bien al asesinar a varios millones de hombres, y al experimentar con miles de sus hijos, bajo el proyecto idealista de forjar una Humanidad Superior, una Raza Excelente… Chávez no hace bien al enviar “misiones pedagógicas” a las comunidades, a los distritos,… Leer más.

El Aire

Soñé con la anciana. Murmuraba una historia ya sabida:

– Cuando estuve embarazada me puse enferma. Fue en el río, no me cubrí y un aire me la llevó a mi sombra. Me puse triste y sin hambre. Vino un señor que vivía por la Tranca, el sabía leer el maíz; tiró unos granos y supo que no tenía sombra. Se necesitaba un trabajo; por eso se hicieron cinco curaciones, donde se rezó y cantó. Luego se llevaron velas, flores y tamales al río, para pedir a la doncella del agua que liberará la sombra retenida por el aire. El señor jaló la sombra y la guardó en una jícara. Luego yo tomé de esa jícara y me eché encima una sábana, pues aún estaba delicada. Hice compromiso con la doncella; ayúdalo a mi bebé, y a cambio practicaré la sanación.

Así fue como se hizo curadora. Ahora es recuerdo llegado entre sueños.

Esta es una rola de Agorafobia, rapera de México. Aquí la acompaña Porkonero de Italia. La composición, creo, es la más significativa de Agorafobia; tiene un carácter antagónico contra el poder e incita a enfrentar al dominio.

 

«Tu opinión se va a la mierda reducida a un like/ y la lucha en las calles por su ausencia brillará./ Las redes sociales son redes de dominación,/ todas son la misma mierda y crean la distracción»…

 

 

 

naricesHay algo mas allá de nuestras narices.

Crítica a las teorías de la conspiración.Comité de herejías varias.

No existen “los que detentan el poder” (los visibles y aquellos supuestos invisibles titiriteros) y “los engañados” (que vendríamos a ser el resto de la población mundial). Caer en el error de dar por supuesto que hay unos titiriteros que mueven toda la realidad, aparte de ser ingenuo y una simplificación, no hace más que distraer cualquier acto de resistencia y ataque real.

Edición Mariposas del Caos

 

Leer o Descargar PDF